Minimizando la Negatividad en el Trabajo

Llevo más de 15 años trabajando en Recursos Humanos y he aprendido que nada afecta más la moral de los empleados que la negatividad persistente en el lugar de trabajo. Esto sacude la energía de la empresa y desvía la atención al trabajo y el rendimiento. La negatividad puede ocurrir de muchas maneras; desde una mala actitud, diferentes perspectivas hasta el mal uso del tono de voz respondiendo a una decisión o a un evento especifico en el trabajo.

Como Profesional de Recursos Humanos, siempre he estado estrechamente en contacto con los empleados de la empresa para la que esté trabajando y, a pesar de que mi enfoque es más dirigido a Compensación, Beneficios y Nómina, en la mayoría de mis posiciones he sido supervisora. Así que no estoy exenta de recibir quejas de los empleados, manejar conflictos o ser mediadora en otros casos. El ambiente de trabajo y la cultura organizacional es importante ya que es como la tarjeta de presentación en el mercado. Si una empresa tiene un ambiente negativo y hostil de seguro nadie querrá trabajar para ellos.

Recuerdo que en uno de mis trabajos como Gerente de Compensación y Beneficios, dos de mis empleadas no se llevaban bien y vivían en constante conflicto. Ambas tenían las mismas responsabilidades y en la mayoría de los procesos dependían una de la otra, así que su interacción era diaria y constante. Y a eso le añadimos que el resto de mi equipo la escuchaba discutiendo y ya sentían la incomodidad del ambiente hostil.

Cuando llego nueva a un lugar de trabajo, suelo coordinar reuniones cortas con cada uno de los empleados que se reportará a mí, con el propósito de conocerlos, saber en qué están trabajando, cuales son sus expectativas, etc. Pues estas dos empleadas, desde el primer día ambas se encargaron de darme todos los detalles de sus conflictos. Cuento largo corto, los primeros meses traté de manejarlo siendo justa con ambas, asignándole proyectos que las mantuviera ocupadas y dándoles más participación en la toma de decisiones. Esto no me resultó! Seguían yendo a mi oficina diariamente a darme quejas, así que decidí tomar el ¨toro por los cuernos¨. Cité una reunión de mediación de conflictos! Estuvimos horas dialogando las causas de sus problemas y a cada una le buscamos una solución efectiva. Tengo que decir que la causa mayor eran los egos, pero tomamos acción y poco a poco las cosas fueron cambiando y el ambiente mejorando.

Hay muchas herramientas para medir la negatividad en el ambiente de trabajo y poder identificar los conflictos anticipadamente; la interacción de los empleados, conversaciones, las evaluaciones y procesos de evaluación o retroalimentación de 360 grados, “focus groups”, encuestas, etc. Esta información nos ayuda a identificar los síntomas de la negatividad antes de que empeoren y dañen el lugar de trabajo. Generalmente la negatividad viene a raíz de la pérdida de confianza o de control, alguna decisión que tomó la empresa sin haber sido comunicada correctamente, carencia de trabajo en equipo, falta de respeto a la diversidad, etc. Cualquiera que sea la causa de la negatividad en el lugar de trabajo, se debe tomar acción inmediatamente.

Basado en mi experiencia, aquí te presento nueve consejos que puedes poner en práctica y te ayudarán a minimizar la negatividad en el lugar de trabajo.

  • Proporciona oportunidades para que las empleados tomen decisiones y controlen y/o influyan en su propio trabajo. La causa más frecuente de la negatividad en el lugar de trabajo es cuando un gerente o la organización toma una decisión sobre el trabajo de un empleado sin su aportación.
  • Crea la oportunidad para que los empleados expresen su opinión sobre las políticas y procedimientos en el lugar de trabajo. Reconoce el impacto de los cambios en áreas tales como horas de trabajo, pago, beneficios, asignación de horas extras, compensación, códigos de vestimenta, ubicación de la oficina, requisitos y condiciones de trabajo. Estos factores están muy cercanos a la mente y el corazón de cada individuo. Los cambios en estos pueden causar serias respuestas negativas, así que prepárate para proveer respuestas oportunas y proactivas a las preguntas y preocupaciones.
  • Trata a las empleados como adultos con equidad y consistencia. Desarrolla políticas y procedimientos que organicen los trabajos de manera más eficiente.
  • Trata a tus empleados como confiables y dignos de su respeto, porque lo son. No empieces desde una posición de creer que la gente debe ganarse tu confianza. Ese tipo de actitud asegura la negatividad en tu equipo de trabajo. Además los empleados se dan cuenta de todo! Si no confías en ellos, sabrán que no.
  • No implementes políticas en reacción a eventos específicos. Los eventos o conflictos específicos se manejan individualmente. Trata a los empleados como adultos y por lo general estarán a la altura de tus expectativas.
  • Ayuda a las empleados a sentirse incluidas — cada persona quiere tener la misma información tan rápido como todos los demás. Comunica rápido, eficaz y constantemente, así mantienes un ambiente de transparencia.
  • Ofrece a las empleados la oportunidad de crecer y desarrollarse. El desarrollo, las oportunidades para promociones, los movimientos laterales, el ¨cross training¨ son signos visibles del compromiso de la empresa con sus empleados. Haz un compromiso con el crecimiento y el desarrollo de tus empleados creando planes de trayectoria profesional y discútelo con ellos para recibir su aprobación.
  • Proporciona un liderazgo apropiado que sea ejemplo de la misión, visión, valores y metas de la empresa. Los empleados quieren sentirse como si fueran parte de algo más grande que ellos mismos. Si entienden la dirección, y su parte en hacer que los resultados deseados sucedan, pueden contribuir más. Las empleados toman mejores decisiones para la empresa cuando se les empodera con la información necesaria para tomar decisiones que se alinean estratégicamente con los objetivos.
  • Y UNA DE LAS MAS IMPORTANTES y que toca directo mi corazón! Proporciona recompensas y reconocimiento oportunos para que los empleados sientan que su contribución es valorada. Basta decir que la recompensa y el reconocimiento son dos de las herramientas más poderosas que una organización puede utilizar para impulsar la moral de los empleados.

Amo trabajar con gente y, es verdad, no es fácil! Es un constante aprendizaje y siempre habrá algo diferente que manejar, sin embargo la recompensa de saber que aportas a la vida de otros es gigante.

Brenda

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s