Las hormonas y Yo

Dime que cuando leíste el título de este post, no te sentiste identificada? Si es así, pues bienvenida al Club! El tema de las hormonas es uno que las mujeres comenzamos a escuchar desde nuestra adolescencia, o quizás desde antes porque siempre las madres están contando los días para hablarte de los cambios en tu cuerpo cuando llega la primera menstruación. Todavía recuerdo la mía! Mi mamá toda nerviosa y yo como si nada. Pues que rayos!, si ya me había llegado lo que tanto mi mamá y mis tías hablaban en voz baja; como si fuera el secreto miliar mejor guardado en la historia! Ese día comenzó mi amistad con las hormonas, bueno aparente amistad porque realmente no fue hasta que cumplí los 40 años que recordé que ellas existían en mi cuerpo.

Las hormonas son las mensajeras de la feminidad! Hay dos que son principales: los estrógenos y la progesterona. La combinación estrógeno-progesterona es la responsable de regular la función reproductora de la mujer y todo el ciclo menstrual. Cualquier desequilibrio en la producción de estas hormonas, provocará no sólo un desequilibrio en el ciclo menstrual sino cambios físicos notables. La menstruación después de los 40 años empieza a ser muy irregular y el periodo puede ser más corto, más largo o no presentarse. El flujo es también irregular, puede ser denso y abundante o ligero y escaso…no tiene patrón fijo. Además se presentan otros síntomas como cambios de humor, sensibilidad en los senos, necesidad de orinar con más frecuencia, sequedad vaginal, migrañas, disminución del deseo sexual e insomnio; entre otros. Este proceso de desequilibrio se le llama perimenopausia y aunque cada mujer experimentará síntomas diferentes, todas pasaremos por esto.

Bueno, pues dando un poco de “fast forward” al día de hoy! Treinta años más tarde de haber llegado mi primera menstruación y es ahora que la cosa se pone bien divertida. Les confieso que mi energía es como de 25 años, me siento bastante saludable, pero los síntomas durante la menstruación son diferentes. He notado que algunos meses me da dolor intenso y en otros no me da nada. Unos meses el flujo es normal y en otros casi siento tengo una fuente. Recuerdan cuando en la escuela algunas nenas, les llegaba su menstruación y se le manchaban las faldas? Bendito! Pues así me siento a veces…una locura!

Me
Les confieso que mi energía es como de 25 años, me siento bastante saludable, pero los síntomas durante la menstruación son diferentes.

Como les mencioné anteriormente, no a todas las mujeres se les presentan los mismos síntomas, y no en todas ocurren con la misma intensidad. Yo he tenido varias conversaciones con mis amigas sobre esto y las experiencias son diferentes. Por eso, si tú o alguna de tus amigas, hermanas, o alguien de la familia está en los 40’s, te comparto algunas opciones naturales y saludables para aliviar los síntomas.

  • Ejercicios – El ejercicio puede ayudar a dormir mejor, a combatir los problemas de sueño de los que muchas mujeres se quejan. Se ha demostrado que la actividad física aligera muchos de los síntomas de la menopausia, como los calores y los cambios de humor. También puedes combinarlos con técnicas de relajación con el yoga. Chequea nuestro post sobre los Beneficios del Yoga.
  • Dieta saludable y balanceada – incluya avena que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.
  • Omega 3 – El pescado contiene un valioso ingrediente que ayuda a estabilizar los cambios drásticos de humor: ácidos grasos de Omega 3. La mejor manera de añadir este ingrediente clave en tu dieta es comiendo pescados como el salmón, el atún y la trucha.
  • Vitamina E – Un estudio mostró un pequeño descenso de los calores (hot flashes) en las mujeres que usaban Vitamina E. Además, esta vitamina tiene otros beneficios, como bajar la presión sanguínea y desacelerar el envejecimiento de las células y los tejidos.
  • Reducir el consumo de alcohol – El abuso del alcohol puede provocar problemas para dormir y calores (hot flashes).
  • Tomar clases o seminarios para manejar el stress
  • Humectantes o lubricantes – Aunque no son remedios técnicamente “naturales”, los humectantes vaginales funcionan durante varios días para hacer que la vagina sea más elástica, y los lubricantes vaginales ayudan a reducir la fricción y el dolor durante las relaciones sexuales. Preferiblemente hechos a base de agua para evitar las alergias.

Amiga, los cambios del cuerpo físico vendrán, son parte de la vida y su proceso y no los podemos controlar.

Vive saludable, no falles ninguna de tus citas, rodéate de gente positiva, habla con tus amigas, ríe y disfruta cada minuto, conéctate con Dios y da gracias por cada etapa vivida!

Un abrazo,

Brenda

friends
Rodéate de gente positiva, habla con tus amigas, ríe y disfruta cada minuto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s