PRO-CRAS-TI-NAR, el peor enemigo de una emprendedora….

Si bien es cierto que tener tu propio negocio tiene sus ventajas, también tiene sus desventajas, por eso no es para todo el mundo. Desde organización hasta creatividad, los roles son interminables. Hay que tener las ganas, el empuje, el motor, pero sobre todo la DISCIPLINA.

Muchos de los días se rigen por más demanda de tareas que oferta de ánimo o tiempo. Cuando nos sentimos abrumadas es cuando comenzamos a procrastinar en otras palabras a “bumpear” las obligaciones y renegar la decisión de emprender. Y ahí es donde nos convertimos en auto psicólogas y nos tenemos que decir: STOP. Tomamos un respiro, recordamos que nos impulsó a llegar ahí y a retomar las riendas de lo que nos pertenece.

Aquí te comparto algunas recomendaciones para que no procrastines y termines de una vez y por todas con esos pendientes que solamente te traen ansiedad.

  1. Recompénsate antes de empezar. La motivación es esencial a la hora de empezar una tarea. Incrementa tu nivel de dopamina regalándote un postre o dándote un par de minutos para ver un video que te interese. Quizás es una corta lectura o escuchar un audio de automotivación. Lo importante es enfocarte.
  2. Organiza tu espacio de trabajo. Si algo me encanta es mi área de trabajo que, aunque sea un “home-office” me encanta tenerlo acondicionado para trabajar como si estuviera en una multinacional. Asegúrate de que tu lugar esté organizado antes de empezar cualquier tarea. Si no es así, encárgate de limpiar ‘tu papelería’, de esta manera no tendrás pretextos para no concentrarte en terminar lo que empezaste.
  3. Escucha música. La ambientación lo es todo así que la música es parte de esto. Escucha tu música favorita y si te es posible abre la ventana para que corra aire fresco y tu cerebro trabaje mejor.
  4. El “To Do List”. Quien me conoce sabe que soy obsesiva con mi lista de pendientes y mi agenda. Tener control de ambos me permite cumplir con todo lo que me propongo. Usualmente hago el to do list de la semana y luego lo divido por días según las prioridades. Esto no sólo te ayudará a trabajar mejor, sino que también podrás medir tus resultados uno por uno. Esto te motivará a empezar las otras tareas y así terminar el proyecto completo. Algo que aprendí es que los correos electrónicos NO pueden regir tu agenda del día.
  5. Digitalízate. Si eres “techy” como yo, busca apps que ayudes a organizar tus ideas, proyectos, tareas y todo entre medio. Yo uso Trello y ¡me encanta!
  6. Alinéate con amigos o colegas. Incrementa tu motivación colaborando con otras personas. ¿Recuerdas de esos días en la escuela cuando hacías equipo con tus amigos? Hazlo igual ahora que estás trabajando (claro, con gente que sí se esfuerce). Ahora están muy de moda los “co-working space”, saca un día o dos y ve a uno de estos. No solo estas con otras personas, puede ser un evento de colaboración y hasta nuevos negocios. ¡No subestimes nada!
  7. Imagina tu éxito. Cierra los ojos por unos minutos e imagínate llegando al éxito. Recuerda que la vida no es una carrera de velocidad es de resistencia.
  8. Sólo hazlo. Bien dice Nike “Just do it”. Ignora todo lo que esté a tu alrededor y sólo ¡haz tu trabajo! No olvides que empezar algo significa ya ‘medio terminarlo’ así que deja de desperdiciar tu tiempo y concéntrate.

Procrastinar es de humanos, lo importante es reconocer cuando suceda y tomar el control. Movilízate lo antes posible y te darás cuenta de que el inicio es mucho más fácil de lo que crees.

Cariños, Sa

postprocrastinar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s